Menu
header photo

¡A TU SALUD!

El blog de belleza y salud más bello y saludable ;)

Publicaciones : "cuidados"

❂¿Tienes el cabello quemado? Repáralo naturalmente con estos remedios

Los maltratos a diario pueden dañar muchísimo tu cabello, conoce como puedes cuidarlo naturalmente con estos remedios

Dicen que para ser bella hay que ver estrellas. Sin embargo, el dolor no es la única consecuencia de algunas prácticas de belleza. Nuestro cuerpo también sufre y un ejemplo de esto es el maltrato que le damos a nuestro cabello cuando utilizamos planchas o secadores para alisarlo.

El calor es uno de los peores enemigos de nuestra cabellera. No obstante, si lo tienes quemado, debes saber que las tijeras no son la única solución. Puedes repararlo aplicándole remedios naturales. Algunos ingredientes tienen un efecto altamente restaurador y podemos utilizarlos en forma de mascarilla para nutrir nuestro cabello.

A continuación te mostramos algunas recetas fáciles de preparar para que tengas una cabellera brillante y muy sana.

Aloe vera y aceite de oliva

Tanto el aloe vera como el aceite de oliva son productos muy utilizados en el mundo de la cosmética. Para disfrutar de sus beneficios para reparar tu cabello, solo debes hacer una mascarilla mezclando cuatro cucharadas de aloe vera con dos de aceite de oliva. Aplica esta mezcla sobre el cabello maltratado y deja que actúe 30 minutos. Retira la mascarilla con agua tibia y aplica tu champú regular.

Miel y huevo

La miel es otro de los ingredientes nutritivos más utilizados en productos de belleza. Para hacer una mascarilla utilizando este ingrediente debes combinar dos cucharadas de este con un huevo. Mezcla y aplícalo en tu cabello. Déjalo actuar durante 30 minutos y si quieres tener mejores resultados puedes usar una gorra de plástico. Finalmente enjuaga con agua tibia y lava con champú.

Aceite de coco y aguacate

El aguacate es otro de los ingredientes estrellas en los tratamientos para el cabello. Toma uno y hazlo puré. Mézclalo con cuatro cucharadas de aceite de coco y aplícalo sobre el cabello. Esta mascarilla debe dejarse en el cabello durante unos 20 minutos aproximadamente. Retírala con agua tibia y enjuágalo con champú y acondicionador.

¿Te han gustado estos consejos? Si tienes tu cabello quemado por los efectos de la plancha o el secador, no lo cortes. Repáralo con estas maravillosas mascarillas y verás cómo luce radiante desde el primer momento. 

Go Back

❂ ¡Radiante! Cuida tu piel con estos 5 trucos de belleza

Cuida de la piel de tu rostro con estos trucos que la harán lucir radiante

Todas queremos lucir radiantes, pero para hacerlo no podemos dejar a un lado el cuidado de nuestra piel. No hay manera de verse hermosa si abandonamos algo tan importante como la piel. Por ello es importante establecer rutinas de pequeños cuidados diarios que pueden ayudarnos a mejorar su aspecto. 

Si realmente quieres cuidar la salud de tu piel es importante que prestes atención a ciertos aspectos. Debes nutrirla por fuera pero también debes hacerlo por dentro. Así que te mostraremos cinco trucos de belleza que puedes poner en práctica desde hoy mismo para lucir una piel como la de las estrellas de cine.

 

1. Haz tus propias mascarillas faciales

No tienes que gastar un montón de dinero en mascarillas de marca para lucir una piel radiante. Prueba haciendo tus propias mascarillas faciales caseras. La miel es un ingrediente maravilloso para tu piel; úsala en diferentes recetas y notarás sus beneficios. Una de las formas de utilizarla es mezclando dos cucharadas con dos más pero de limón. También puedes hacer otra mezcla con media cucharada de miel, una yema de huevo y una cucharada de harina.

 

2. Establece una rutina

Para hacer mucho más simple el cuidado de tu piel, lo mejor es que establezcas una rutina. Tres veces por semana puedes comenzar el día tomando agua tibia con limón para limpiar tu piel desde adentro. Aplica una mascarilla facial una vez a la semana. Utiliza un exfoliante cada tres días e hidrátala diariamente con alguna crema.

 

3. Crea un menú de bebidas para el día

Ya sabes que para tener una piel bonita debes hidratarla. Sin embargo, debes saber que la hidratación también debe trabajarse desde adentro. Es importante que durante el día consumas 8 vasos de agua. En la mañana puedes tomarte un jugo verde. Por la tarde un té verde es maravilloso. Y para culminar el día puedes tomarte una infusión de pepino.

 

4. Consume vitaminas con algunos alimentos

Los alimentos son los encargados de proporcionarnos los nutrientes y las vitaminas que necesitamos para estar sanos, sin embargo, muchas veces no consumimos los adecuados. En el caso del cuidado de la piel, existen ciertos alimentos específicos que nos pueden ayudar a mantenerla mucho más sana y limpia. Podemos consumir batatas, zanahorias, lechuga y pescado para obtener vitamina A. Piña, kiwi, naranjas y arándanos para consumir vitamina C. Y atún, yemas de huevo, leche de soya y hongos para obtener vitamina D.

 

5. Utiliza el aloe vera de múltiples formas

El aloe vera, ya sea en jugo o en gel, aporta numerosos beneficios para nuestra piel. Puedes usarlo de diferentes maneras para hidratarla: agrégalo al shampoo, úsalo como tónico facial, como gel hidratante en el cuerpo o inclusive puedes consumirlo como un jugo.

 

¿Qué te han parecido estos trucos de belleza? ¿Ya pones en práctica alguno de ellos? No olvides que el cuidado de tu piel no puede ser ocasional. Conviértelo en una rutina y podrás lucir realmente radiante desde la mañana hasta la noche.

 

Go Back

❂ Hablemos del estrés y cómo combatirlo

El estrés es un asunto de cuidado, entérate como combatirlo

Que vivimos en un mundo acelerado es innegable. Cada día entre las presiones del trabajo, las cuentas, los niños, nuestros compañeros y las cosas que queremos alcanzar; pueden a veces causarnos muchas preocupaciones y una inmensa angustia que puede repercutir de mala manera en nuestra salud. No por nada se ha estudiado el gran impacto y la estrecha relación que guarda el estrés con algunas enfermedades como fallas cardiacas, úlceras, migrañas e incluso algunos tipos de cáncer parecen tener origen en ciertos focos de estrés.

El estrés, en líneas generales, es un cúmulo de emociones que pueden causar mucho daño en nuestro cuerpo. Por lo general se compone de angustias, preocupaciones, presión social, ansiedades y sensación de que todo va mal o nada sale como uno quisiera. Este conglomerado de emociones mal manejadas puede desembocar en migrañas, insomnio e incluso depresión y tristeza severa debido a la frustración que nos causa no poder controlar ciertas situaciones.

Esta condición emocional no discrimina entre razas, sexo o edades. Desde adolescentes víctimas de la presión escolar hasta adultos que persiguen ascensos o mejores compensaciones laborales, el estrés puede afectar, y de hecho afecta, a casi todo el mundo. Es una enfermedad de salud pública que puede generar otras mucho más graves si no se maneja oportunamente.

Por ello, es necesario, entre otras cosas, hallar el origen del estrés. Éste siempre suele remitirse a alguna meta que estamos desesperados o impacientes por alcanzar y nos sometemos a mucha presión por lograrla en el menor tiempo posible. Graduarse, trabajar, comprar una casa, casarse, entre otras, son comúnmente agentes detonadores de estrés. Por ello, es necesario concienciar en el hecho de que cada una de nuestras metas debe ser lograda al ritmo de cada quien, y que una persona lo logre en menos tiempo que otra, no significa que aquella persona tenga algo que la otra no; solamente se manejan a ritmos distintos y eso no tiene absolutamente nada de malo.

Hallar un pasatiempo que nos permita desconectarnos por un momento de nuestras ocupaciones diarias siempre resulta un excelente tratamiento contra el estrés. Esa actividad que nos relaja; ya sea leer, escribir, caminar o pintar permite que el cuerpo libere endorfinas y se relaje, recargándose con energías que le permitirán continuar de manera más eficiente con su trabajo e incluso permitir que este fluya con mayor facilidad, puesto que el estrés tiende a bloquear las funciones cerebrales, restringiendo las respuestas del cerebro a problemas cotidianos que requieren ser solucionados.

Hacer un deporte también es una excelente recomendación para combatir el estrés. Yoga, meditación, correr o nadar permiten que el flujo de oxigeno permanezca constante en el cuerpo y también generan endorfinas, que son las responsables de mantenernos relajados y felices. De igual forma, el ejercicio constante permite que desarrollemos disciplina y confianza en nosotros mismos, lo cual siempre mantendrá a raya las situaciones de que generan angustia y ansiedad.

Podrá ser el consejo más viejo y cliché del libro, pero creer en uno mismo es la mejor vacuna contra el estrés. Quien cree en sí mismo sabe que tiene un ritmo de trabajo distinto al de resto; ya que sus metas están claras y más que disfrutar las mismas trata de sacarle el mayor provecho al trayecto.

Si eres de los que sufre de estrés, sigue las recomendaciones que te dejamos arriba; a fin de mejorar tu respuesta ante esas situaciones que a menudo te causan presión. Recuerda respirar y tomarte las cosas con calma, pues todo en la vida tiene una solución y los únicos exentos de problemas son los muertos; así que tranquilo, que lograrás todo lo que te propones con disciplina y determinación, pero para ello debes respetar también tu ritmo, tu cuerpo y con él, tú descanso.

Go Back