Menu
header photo

¡A TU SALUD!

El blog de belleza y salud más bello y saludable ;)

Publicaciones : "alimentación"

❂ ¿Haces cardio? Descubre qué comer antes y después de entrenar

Descubre qué debes comer antes y después de salir a correr

Una de las mayores inquietudes de quienes comienzan a ejercitarse es saber qué comer antes y después de cada rutina. La alimentación es sumamente importante cuando hacemos ejercicios porque estamos sometidos a una pérdida de calorías constante. Dependiendo de cuál sea nuestra rutina de ejercicios, debemos establecer una dieta específica.

Sea cual sea el ejercicio que practiquemos debemos tener una dieta completa y sana. Sin embargo, si haces ejercicio cardiovascular, el cuerpo necesita una serie de nutrientes especiales y balanceados. Los alimentos son la gasolina que hacen que nuestro cuerpo se mueva, por ello debes prestar atención a lo que comes.

Cuando caminas, corres o haces bicicleta el cuerpo necesita energía tanto de los carbohidratos como de las grasas. Los hidratos de carbono son la principal fuente de energía del cuerpo, sin embargo, las grasas saludables también proporcionan una amplia dosis de esta.

Como la intensidad del ejercicio varía, el cuerpo cambia constantemente entre los carbohidratos y las grasas para proveer de energía al cuerpo. Y debido a que no podemos controlar completamente cómo y cuándo el cuerpo necesita cada nutriente, lo mejor es incluir cantidades adecuadas de ambas en nuestra dieta.

La mejor opción de carbohidratos son los cereales integrales, frutas, vegetales, legumbres y productos lácteos. En el caso de las grasas buenas, las mejores alternativas son el aceite de oliva, la palta, las nueces, la mantequilla de maní, los huevos y el salmón.

Es importante que tengas en cuenta que todas las comidas se digieren y se metabolizan de una manera distinta, por ello necesitas saber cuál es el mejor momento para comer los alimentos que te ayudarán en tu rutina de ejercicios.

Antes de entrenar

Las comidas pre-entrenamiento deben estar compuestas principalmente por carbohidratos saludables. Sin embargo, debido a que los carbos con alto contenido de fibra tardan más en digerirse, debes estar pendiente de no consumirlos justo antes de entrenar. Lo mismo sucede con las proteínas y las grasas.

Si dispones de unas tres o cuatro horas antes de hacer ejercicio, haz una comida normal. Puedes consumir una ensalada con pollo asado, pan integral con jamón y queso, o salmón con arroz integral y brócoli, por ejemplo. Pero en caso de que solo dispongas de una hora o menos antes de ejercitarte, haz una comida baja en grasas y en proteínas. Puedes comer un yogurt desnatado, una barra de granola baja en grasas o una fruta.

 

Después de entrenar

Justo después de entrenar es el momento indicado para recargar los depósitos de energía y ayudar a los músculos a recuperarse. Eso significa que debes consumir hidratos de carbono saludables, además de proteínas. Si han pasado más de cuatro horas desde tu última comida, es momento de hacer otra. Si no, puedes elegir alguna de estas opciones: una bebida achocolatada, humus, una barra de proteína o la mitad de un sándwich de pan integral con jamón de pavo.

Recuerda que tener una buena alimentación es crucial para tener un cuerpo sano. Cuando entrenas es necesario integrar todos los nutrientes en tu dieta. Pon en práctica estos consejos para mantener una buena salud. 

Go Back

❂ Omega 3: Te hablamos de sus beneficios y cómo puedes consumirlo

Conoce todos los beneficios del Omega 3 y en cuales alimentos puedes consumirlo.

Muchos médicos, expertos e incluso nutricionistas recomiendan el consumo de Omega 3 para mantener la salud de nuestro sistema cardiovascular, nervioso e inclusive digestivo, pero ¿Qué es el Omega 3? ¿Cómo funciona? En este artículo te lo presentaremos.

El Omega 3 es un ácido graso poliinsaturado que no es producido por el cuerpo, sin embargo sirve para fortalecerlo y reducir los impactos negativos que causa el colesterol y las grasas trans en nuestro sistema cardiovascular, muscular y nervioso.

Está presente en varios pescados azules de agua salada. El salmón, el atún y las sardinas son fuentes muy ricas en Omega 3; el cual aporta muchos beneficios al cuerpo entre los que resaltan la reducción de los síntomas del síndrome premenstrual en las mujeres, además, actúa en la esfera cardiovascular, reduciendo los triglicéridos y la tensión arterial. Además, el tromboxano, presente en los poliinsaturados, previene los coágulos que causan los infartos y los accidentes cardiovasculares.

Asimismo, actúa en la retina y beneficia al sistema circulatorio gracias a su efecto antitrambótico, esto favorece al sistema nervioso previniendo el Alzhéimer y la depresión severa. Igualmente, esta sustancia favorece a las mujeres durante el embarazo permitiéndole al feto desarrollar mejor y con más fortaleza sus órganos, especialmente el cerebro; dándole agudeza visual y reflejos mucho más rápidos.

También existen diversos estudios que afirman que el Omega 3 favorece  los procesos realizados por el hígado, páncreas y vesícula; contrarrestando el daño ocasionado por el consumo de alcohol y cigarrillos. En este orden de ideas, varios expertos afirman que este ácido graso reduce el crecimiento de células cancerígenas en diversas partes del cuerpo como la próstata, el colon y el útero; además reduce significativamente el riesgo de metástasis e invasión que ocasiona tumores secundarios durante los procesos cancerígenos.

Ahora que conoces solo una pequeña parte de todos los beneficios que consumir Omega3 trae para tu cuerpo, inclúyelo en tus comidas consumiendo pescados o como un suplemento. Recuerda que este importante nutriente debe ser acompañado con una alimentación balanceada y actividad física frecuente.

Go Back

❂ Alimentos que deberías evitar durante el embarazo

El embarazo es una época delicada en la que debes tener cuidado con lo que comes.

El embarazo es una de las etapas más preciosas y delicadas de la vida de una mujer. Dar vida a otro ser siempre requiere de muchos cuidados especiales y la alimentación es uno de los aspectos más importantes.

Durante este periodo se deben ingerir muchos nutrientes, puesto que el feto también necesita de ellos para crecer sano y fuerte. Además la madre también necesita alimentarse bien, puesto que en su cuerpo están ocurriendo muchos procesos y cambios que pueden debilitarla si no está bien alimentada.

Pero cuando hablamos de que una madre en gestación debe estar bien alimentada, no nos referimos a la cantidad de comidas sino a la calidad de las mismas. No es lo mismo comer por dos que comer doble. Hay ciertos alimentos que le hacen daño a la madre y al bebé y deben ser limitados o evitados durante el embarazo, a fin de preservar los valores de la madre y evitar sustos desagradables.

Puede entenderse como algo obvio, pero las comidas crudas o mal cocidas son algo de lo cual guardar distancia, sobre todo durante el embarazo. El sushi, por ejemplo, contiene muchas variedades de mariscos y pescados crudos que pueden desembocar en intoxicaciones, reacciones alérgicas e incluso infecciones que pueden hacer mucho daño a la madre o al bebé y es mejor evitarlas. También ciertos pescados como la caballa, que son altos en mercurio y pueden dañar al bebé.

Los embutidos como el jamón, el peperoni, las chuletas ahumadas y el salami, son altos en grasas y pueden afectar el sistema cardiovascular del feto, por lo cual es mejor limitarlos un poco. Puedes sustituirlos por pescados altos en Omega3 como atunes o salmón, siempre que estén bien cocidos.

Las cafeínas deben limitarse a solo una taza por día. El consumo en exceso de café o té negro puede afectar al corazón del bebé debido a la alta circulación de sangre y la sobre estimulación. Así mismo los azúcares en exceso, como los postres o helados deben consumirse en porciones pequeñas, sin exagerar.

Las frituras deben evitarse de ser posible. El alto índice de grasa en ellas puede afectar la presión arterial de la madre y reducir la circulación de sangre hacia el feto. También puede causarle mucha acidez a la gestante y malestares estomacales. La sal, por su parte contiene grandes cantidades de sodio que ocasionan retención de líquidos. Esto puede agravar la hinchazón de la madre durante la gestación y afectar los riñones del bebé.      

No está de más decir que el alcohol y el tabaco deben evitarse totalmente. Estas sustancias dañan el cuerpo de la madre y tienen efectos irreversibles en algunos casos en el feto. Muchos estudios han relacionado el consumo de alcohol durante el embarazo a problemas cardiacos, malformaciones digestivas e incluso nerviosas y cerebrales en el bebé al nacer.

Algunos alimentos que puedes consumir con libertad, son frutas como las manzanas, duraznos y peras. También puedes consumir cereales como avena siempre que estén bien cocidos. Las carnes blancas como el pollo y el pescado puedes consumirlas a la plancha y acompañarlas de carbohidratos de bajo índice glucémico como la batata.

Esto no quiere decir que debes decir no a todos tus antojos, simplemente que hay algunos alimentos que debes consumir con mayor moderación para mantenerte en buenas condiciones de salud y así mantener saludable también a tu bebé que está creciendo.

Go Back

❂ Algunos beneficios de la avena para que la incluyas en tu dieta desde ¡Ya!

La avena ofrece muchmas propiedades para tu cuerpo, conocs e integrala a tu dieta

Con el surgimiento del Fitness y su impacto como estilo de vida, la avena ha recuperado bastante protagonismo en nuestras comidas. Este cereal, no solamente aporta una sensación de llenura que permite mantener a raya la ansiedad durante nuestro régimen alimenticio, sino que también es rica en minerales, vitaminas e incluso proteínas y antioxidantes que la hacen destacar por encima de otros cereales gracias a sus contribuciones a los requerimientos del organismo en forma integral.

Es por ello que en esta ocasión te presentaremos los siete beneficios más relevantes de la avena, no solamente para que la uses como complemento a tu tratamiento para perder peso, sino que también aproveches al máximo todos los nutrientes que aporta a tu organismo.

Al ser alta en fibra, la avena ayuda a regular el funcionamiento gastrointestinal del cuerpo. Si eres de las personas que tienen problemas para ir al baño, la avena es una solución ideal; pues actúa como un diurético natural reduciendo la cantidad de líquido en el cuerpo, lo que reduce la hinchazón del mismo y ayuda a bajar de peso.

Igualmente, la avena aporta minerales y vitaminas que favorecen aún más a la leche materna durante la lactancia, sirviendo también al aumento de la producción de leche y aportando sus propiedades a la misma, lo que reduce los gases y mejora la flora intestinal en los recién nacidos.

También funciona como agente reductor del colesterol, gracias a la gran cantidad de aminoácidos que impiden que éste llegue al intestino al absorberlo. Esto mejora mucho los índices de colesterol presente en pacientes con debilidades cardiacas y lo mantiene a raya en el caso de aquellos que desean aumentar la vida útil de su sistema cardiovascular. Igualmente aporta Omega-6, el cual aporta grandes beneficios al corazón.

Varios estudios han demostrado que la avena contiene lignanos y fitoestrógenos , sustancias que permiten la reducción de la producción de células hormonales asociadas al cáncer de útero, próstata y mama; además de beneficiar el sistema linfático. Sus índices de proteínas favorecen el crecimiento de los índices de masa muscular y la creación de tejido nuevo en el cuerpo.

Para los diabéticos, el consumo regular de avena, favorece el control de azúcar en el organismo, mejora la absorción del almidón y estabiliza los niveles de glicemia. Por lo cual se recomienda altamente su consumo en estos pacientes después de comer.

La cantidad de vitaminas, antioxidantes y nutrientes presentes en la avena, no solo favorecen nuestro organismo por dentro, sino por fuera; retrasando el envejecimiento prematuro y barriendo las toxinas de nuestro organismo, lo que nos mantiene más energéticos, y controlando la ansiedad por comer constantemente. Si es usada como tratamiento facial, ofrece propiedades exfoliantes y suavizantes, removiendo las células muertas del rostro.

Con todos estos beneficios, no cabe la menor duda de que la avena es un alimento saludable que aporta una cantidad importante de nutrientes a nuestro cuerpo; ayudando a limpiar y regular nuestros sistemas y órganos principales. Esperamos que después de esto la incluyas en tu dieta de manera regular, para que así puedas disfrutar de todas sus propiedades; sintiéndote y viéndote mucho mejor.

Go Back