Menu
header photo

¡A TU SALUD!

El blog de belleza y salud más bello y saludable ;)

❂ ¿Sufres de migraña? Te decimos cómo combatirla

Más del 70% de la población actual sufre de migrañas constantemente.

Las migrañas son algo muy común en la población desde los 15 hasta los 60 años actualmente. Se caracteriza por un dolor severo; prolongado — aproximadamente unas 72 horas inclusive— y más fuerte de un lado de la cabeza. La migraña tiende a ser un dolor altamente debilitante y paralizador; una migraña muy fuerte puede traer como consecuencia también sensación de vértigo, debilidad e incluso náuseas.

Existen muchos factores que pueden incidir en la frecuencia con la que una persona puede sufrir de migrañas: una mala alimentación, un mal sueño, estrés, depresión, trastornos hormonales o circulatorios, el embarazo, alta presión arterial, tabaquismo, entre otros. Las personas que llevan un estilo de vida acelerado o las que son muy sedentarias, son los principales grupos  que tienden a sufrir de este dolor con más frecuencia.

Ahora, a pesar de que no se han descubierto las causas concretas qué originan la migraña; existen algunas correcciones que puedes hacer en tu alimentación y estilo de vida para reducir la frecuencia de su aparición e incluso desaparecerlas de tu cotidianidad.

Mantenerte hidratado es una de las soluciones más eficaces y recomendadas para combatir los episodios frecuentes de migrañas. Beber uno o dos vasos de agua cuando comienzas a sentir las punzadas puede detener la aparición de la migraña puesto que el agua contribuye al correcto flujo sanguíneo dentro del organismo. También consumir alimentos ricos en agua como sandías o pepinos que mantienen al cuerpo hidratado y contienen magnesio, que favorece la circulación de la sangre.

La alimentación también es un factor muy importante en el tratamiento contra las migrañas. Evita consumir frituras y grasas saturadas; pues estas incrementan los valores de colesterol y triglicéridos, lo que aumenta la presión arterial y detona las migrañas. Asimismo, una dieta rica en Omega 3, 6 y magnesio favorecen la circulación de la sangre y reducen estos agentes dañinos. Igualmente se debe reducir el consumo en exceso de ciertas sustancias; como la cafeína, puesto que acelera el flujo a través del torrente sanguíneo aumentando la presión dentro de las arterias. El alcohol y el tabaco también son agentes detonantes de migrañas y deben evitarse en la medida de lo posible.

El estrés y las preocupaciones guardan una estrecha relación con la incidencia de las migrañas. La práctica de ejercicios de respiración, meditación y la actividad aeróbica disminuye la presión arterial; mejoran la circulación de sangre — y por ende, oxigeno— dentro del organismo, lo que reduce significativamente la aparición de las migrañas. Evitar los ambientes demasiado ruidosos o estresantes, también incide en la reducción de los episodios de dolor.

Con unos ligeros ajustes en tu alimentación y un poco de actividad física, las migrañas suelen reducirse hasta llegar a desaparecer. No obstante si observas que tu alimentación es normal y aún siguen apareciendo los dolores, es necesario que consultes a un médico.

Go Back