Menu
header photo

¡A TU SALUD!

El blog de belleza y salud más bello y saludable ;)

❂ ¡No duermas con maquillaje! Te damos recetas para desmaquillarte naturalmente

Aun si estás muy cansada, es importante que remuevas tu maquillaje antes de dormir.

El maquillaje es el mejor amigo de muchas mujeres. Es un gran aliado para realzar nuestra belleza natural y cubrir esas pequeñas imperfecciones que pueden hacernos sentir un poco incómodas o inseguras.

No obstante, los ingredientes activos que componen estas sustancias, tienen la finalidad de durar todo el día. Por lo cual dormir con ellos puede ocasionar muchos males en nuestro rostro; desde acné hasta envejecimiento prematuro.

Es por ello, que aunque estés muy cansada es muy importante que no duermas con el maquillaje; puesto que puede obstruir tus poros y hacerte daño. Y esta vez, te dejamos algunos ingredientes naturales que no solo te ayudarán a remover por completo tu maquillaje, sino que también te servirán para hidratar y nutrir la piel de tu rostro.

Con una cucharadita de limón, una de aceite de oliva y una de lecticina de soya puedes hacer una mascarilla para remover el maquillaje a prueba de agua si tu piel es seca. El aceite de oliva ayuda a hidratar la piel y es alto en vitamina E, que evita la aparición de arrugas prematuras en la piel. Eso sí, recuerda removerla bien al lavarla para que el limón no manche tu rostro al entrar en contacto con la luz del sol.

El aceite de almendras, sésamo y ricino, son excelentes para remover el rímel o el delineador de tus ojos. Además si los combinas con manzanilla o pepino sirven como refrescantes previniendo la aparición de bolsas bajo tus ojos y las molestas ojeras. También hidratan y suavizan tu rostro dándole una apariencia más fresca y revitalizada.

Con dos fresas grandes y un poco de yogurt griego puedes hacer un excelente removedor de maquillaje que alcanza incluso las zonas más profundas de tu rostro. El yogurt tiene un efecto refrescante en tu rostro, mientras las fresas poseen un efecto blanqueador que ayuda a desaparecer las manchas del acné.

Mojando un algodón en un poco de leche fría con manzanilla no solo remueves el maquillaje de tu rostro, sino que te sirve para dejarlo más terso y rejuvenecido. Esto ayuda a reducir las líneas de expresión, las ojeras y las manchas dejadas por el acné o el sol.

Además de remover bien el maquillaje antes de acostarte, debes recordar que todos estos tratamientos puedes complementarlos con una buena crema hidratante a fin de reforzar sus efectos o complementarlos. También debes tener mucho cuidado con la forma en la que frotas el algodón sobre todo en el área debajo de tus ojos, ya que esta piel es muy sensible y si frotas con mucha fuerza puedes estirar la piel causándote algunas arrugas prematuras. 

❂ Medicamentos naturales que te ayudarán a lidiar con el síndrome premenstrual

Más del 80% de las mujeres se ven afectadas por el Síndrome Premenstrual durante su etapa reproductiva.

Para muchas mujeres los días previos a la llegada de la menstruación suelen ser una pesadilla. Dolores, bajas en el ánimo, retención de líquidos, ansiedad; son solo algunos de los síntomas del síndrome premenstrual, una condición corporal que afecta a más del 70% de las mujeres que aún se encuentran en etapa reproductiva y que puede limitar significativamente sus actividades diarias durante los días previos al periodo e incluso durante el mismo.

El síndrome premestrual, generalmente es ocasionado por un desequilibrio entre los estrógenos y la progesterona; esto ocasiona que absorbamos mucho más el sodio presente en las comidas; lo que desemboca en una retención de líquidos, que genera inflamación y en algunos casos, dolor.

Por lo general los dolores causados por el síndrome premenstrual suelen aliviarse con la ingesta de un analgésico leve que podemos adquirir en cualquier farmacia. Sin embargo existen algunas alternativas para disminuir sus efectos sin necesidad de pastillas e inclusive, eliminar los síntomas a largo plazo.

Entre las primeras recomendaciones se sugiere la práctica de cualquier ejercicio de manera constante. Esto aumenta la producción de endorfinas en el cuerpo que funcionan como analgésicos para el dolor. De igual forma, con la práctica de algún deporte, aceleramos el metabolismo y favorecemos la expulsión de líquidos que podrían causar inflamación.

Otra opción es la hidratación. Aunque parezca obvio, el mantenerse hidratado puede reducir los efectos del desequilibrio hormonal durante la menstruación. Otra buena opción es la reducción del consumo de sal durante los días previos al periodo, para evitar la retención de líquidos.

Las infusiones de hierbas también son muy efectivas para aliviar los dolores y malestares musculares. El té de jengibre, manzanilla, flor de Jamaica; canela, entre otros sirven a modo de calmantes y regulan la temperatura interna del organismo. Evita infusiones con cafeína como el té negro, puesto que agravan los síntomas.

Consumir suplementos de vitamina E, B6, B12, calcio y magnesio también ayudan a la reducción de los síntomas del SPM; puesto que ayudan a controlar los niveles hormonales; reducen la ansiedad y alivian la sensibilidad en los senos y la migraña.

Algunos alimentos que se deben evitar durante los días previos al periodo son las frutas cítricas como el limón y la naranja, puesto que sus ácidos favorecen la irritación del estómago, el café y la sal por su alto contenido de sodio. Igualmente el alcohol y el cigarrillo puesto que tienden a deshidratar el cuerpo.

Con la práctica de algunos de estos consejos, esperamos que reduzcas los impactos del síndrome premenstrual. Además de todo esto te sugerimos tomarte con calma estos días y respirar. Recuerda igualmente que si tus síntomas son muy fuertes o te inhabilitan debes consultar a tu médico para detectar a tiempo posibles anomalías.

❂ Hablemos del estrés y cómo combatirlo

El estrés es un asunto de cuidado, entérate como combatirlo

Que vivimos en un mundo acelerado es innegable. Cada día entre las presiones del trabajo, las cuentas, los niños, nuestros compañeros y las cosas que queremos alcanzar; pueden a veces causarnos muchas preocupaciones y una inmensa angustia que puede repercutir de mala manera en nuestra salud. No por nada se ha estudiado el gran impacto y la estrecha relación que guarda el estrés con algunas enfermedades como fallas cardiacas, úlceras, migrañas e incluso algunos tipos de cáncer parecen tener origen en ciertos focos de estrés.

El estrés, en líneas generales, es un cúmulo de emociones que pueden causar mucho daño en nuestro cuerpo. Por lo general se compone de angustias, preocupaciones, presión social, ansiedades y sensación de que todo va mal o nada sale como uno quisiera. Este conglomerado de emociones mal manejadas puede desembocar en migrañas, insomnio e incluso depresión y tristeza severa debido a la frustración que nos causa no poder controlar ciertas situaciones.

Esta condición emocional no discrimina entre razas, sexo o edades. Desde adolescentes víctimas de la presión escolar hasta adultos que persiguen ascensos o mejores compensaciones laborales, el estrés puede afectar, y de hecho afecta, a casi todo el mundo. Es una enfermedad de salud pública que puede generar otras mucho más graves si no se maneja oportunamente.

Por ello, es necesario, entre otras cosas, hallar el origen del estrés. Éste siempre suele remitirse a alguna meta que estamos desesperados o impacientes por alcanzar y nos sometemos a mucha presión por lograrla en el menor tiempo posible. Graduarse, trabajar, comprar una casa, casarse, entre otras, son comúnmente agentes detonadores de estrés. Por ello, es necesario concienciar en el hecho de que cada una de nuestras metas debe ser lograda al ritmo de cada quien, y que una persona lo logre en menos tiempo que otra, no significa que aquella persona tenga algo que la otra no; solamente se manejan a ritmos distintos y eso no tiene absolutamente nada de malo.

Hallar un pasatiempo que nos permita desconectarnos por un momento de nuestras ocupaciones diarias siempre resulta un excelente tratamiento contra el estrés. Esa actividad que nos relaja; ya sea leer, escribir, caminar o pintar permite que el cuerpo libere endorfinas y se relaje, recargándose con energías que le permitirán continuar de manera más eficiente con su trabajo e incluso permitir que este fluya con mayor facilidad, puesto que el estrés tiende a bloquear las funciones cerebrales, restringiendo las respuestas del cerebro a problemas cotidianos que requieren ser solucionados.

Hacer un deporte también es una excelente recomendación para combatir el estrés. Yoga, meditación, correr o nadar permiten que el flujo de oxigeno permanezca constante en el cuerpo y también generan endorfinas, que son las responsables de mantenernos relajados y felices. De igual forma, el ejercicio constante permite que desarrollemos disciplina y confianza en nosotros mismos, lo cual siempre mantendrá a raya las situaciones de que generan angustia y ansiedad.

Podrá ser el consejo más viejo y cliché del libro, pero creer en uno mismo es la mejor vacuna contra el estrés. Quien cree en sí mismo sabe que tiene un ritmo de trabajo distinto al de resto; ya que sus metas están claras y más que disfrutar las mismas trata de sacarle el mayor provecho al trayecto.

Si eres de los que sufre de estrés, sigue las recomendaciones que te dejamos arriba; a fin de mejorar tu respuesta ante esas situaciones que a menudo te causan presión. Recuerda respirar y tomarte las cosas con calma, pues todo en la vida tiene una solución y los únicos exentos de problemas son los muertos; así que tranquilo, que lograrás todo lo que te propones con disciplina y determinación, pero para ello debes respetar también tu ritmo, tu cuerpo y con él, tú descanso.

❂ Hablemos de la obesidad y cómo afecta a tu salud

La obesidad es un problema peligroso; entérate de todos los males que le hace a tu cuerpo

De las llamadas “Enfermedades del nuevo milenio” la obesidad es, quizás la más peligrosa y la más frecuente. Considerada por la OMS como un problema de salud pública, el índice de obesidad en la población mundial supera el 65% y es un número que va en aumento.

Sufrir de obesidad va mucho más allá de un problema de apariencia o estética, es una condición que acorta la esperanza de vida de una persona y puede detonar muchas otras enfermedades crónicas, como diabetes, hipertensión, atrofias musculares, problemas óseos y cardiacos.

¿A qué llamamos obesidad exactamente? La obesidad, por definición es un término que se acuña a todas aquellas personas cuyo IMC (índice de Masa Corporal) es superior a los 30 Kgm/m2. Para obtener tu IMC debes dividir tu estatura entre tu peso al cuadrado; si este número es igual o mayor a 30, se considera entonces que sufres de obesidad tipo I.

La acumulación excesiva de grasa en el cuerpo, bien sea en la piel o en los órganos es muy dañina, y puede desembocar en otras enfermedades peligrosas como diabetes y problemas cardiacos. Por lo general, las personas obesas son sedentarias y tienen malos hábitos alimenticios; como dietas con exceso de azúcar y comidas chatarras. En los niños, sufrir de obesidad puede hacerles mucho daño, pues su cuerpo está en pleno crecimiento; sus huesos y músculos pueden atrofiarse, además de sufrir de problemas respiratorios severos y dificultades de aprendizaje.

Muchos estudios han afirmado la estrecha relación entre la obesidad y problemas respiratorios, cardiacos, hepáticos, renales y cardiovasculares. Además de la apnea del sueño; el cual es un cese momentáneo de la respiración al dormir.

Las personas con obesidad tienen más riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer; como cáncer de hígado, colón y  mamas. Además de problemas biliares; próstata y endometrio. También se han estudiado la incidencia de enfermedades crónicas como la artritis y osteoporosis en pacientes con obesidad.

Sin embargo, con un cambio en los hábitos alimenticios y actividad física; todo esto de la mano de un médico especializado en obesidad, pueden revertirse estos riesgos o disminuir sus efectos en el caso de que ya estén presentes en el paciente (por ejemplo, pacientes diabéticos o que ya hayan sufrido de infartos). Consulta a un profesional y realiza esos pequeños, pero importantes ajustes a tu estilo de vida para que puedas prolongarla y disfrutarla a plenitud.

❂¿Te gusta el té? Estas son las variedades más sanas

El tiene muchmas propiedades, entte cus son las propiedades de esta bebida y cual de sus tipos se adapta mejor a lo que quieres

El té es una bebida fabulosa con beneficios extraordinarios para nuestro bienestar. Es ideal para tener una buena salud y lo mejor de todo es que tenemos a disposición una gran variedad de ellos, todos muy saludables.

A continuación te presentamos algunos de los tés con mayores beneficios que existen.

Té verde

Una de las variedades más saludables es el té verde: es bueno para tus ojos y para tu corazón. Al igual que cualquier otra parte del cuerpo, tus ojos y tu corazón sufren de estrés oxidativo. El té verde mejora la función endotelial, la cual está asociada con la salud cardiovascular.

Té blanco

¡Este té es antienvejecimiento! ¿Quién no quiere lucir más joven? Esta variedad cuenta con un alto contenido de polifenoles que te hacen ver hermosa. Los extractos del té banco inhiben la aparición de arrugas mediante el fortalecimiento de las fibras de elastina y el colágeno en la piel.

Té negro

El té negro es bueno para ti de muchas formas. Es excelente para aliviar el estrés, así como para reducir la presión arterial. A medida de que aumenta el estrés, también lo hace la presión sanguínea, lo que te pone en riesgo de sufrir un infarto. Toma una taza de té y no solo bajarás tu presión arterial sino que también podrás tener un aliento fresco. Este té también está lleno de polifenoles, que son potentes antioxidantes que inhiben el crecimiento de la placa dental y de bacterias en la boca. También tiene propiedades inhibidoras de glucosa, por lo que ayuda a prevenir la diabetes.

Té de jengibre

Este es un té anti inflamatorio que no puedes dejar de tomar. Ayuda a aliviar la migraña ya que bloquea las prostaglandinas, que no son más que las mensajeras químicas que causan la inflamación en el cerebro. Funciona tan rápido como una aspirina, así que ¿por qué no usar lo natural? También ayuda a aliviar el dolor muscular y de las articulaciones. Y por si fuera poco, mejora cualquier inflamación gastrointestinal.

Para todos aquellos que aún no tienen el hábito de tomar té, quizá lo consideren un poco más luego de leer esto. Tómalo frío o caliente; en la mañana, en la tarde o en la noche. No importa cómo ni cuándo, lo importante es que lo hagas de forma regular. Te aseguro que los beneficios para tu salud serán muchísimos. Podrás disfrutar de una bebida deliciosa y saludable al mismo tiempo. 

❂ ¿Caspa? Te decimos cómo combatirla

la caspa más que un problema estético es incómoda. Entérate como combatirla

La caspa es un problema cutáneo incómodo. Además de arruinar la apariencia de hombres y mujeres; es causante de irritaciones, cabello frágil e incluso enrojecimiento y comezón en el cuero cabelludo; y no solo eso; el exceso de caspa puede detonar problemas de autoestima, timidez e incluso complejos que pueden disminuir o acabar con la vida laboral o social de quienes la padecen.

Más allá de un problema estético, la caspa puede ser la raíz de muchísimos otros problemas que sí son de salud; como baja autoestima, complejos o depresión. Es por ello que a continuación te ofrecemos algunos consejos para combatirla de manera natural y erradicarla de forma definitiva.

El vinagre blanco es un medicamento que resulta bastante efectivo contra la caspa, basta con aplicarlo directamente en el cabello o rebajarlo con agua tibia dejándolo actuar toda la noche. El ácido acético presente en el vinagre crea en el cuero cabelludo un ambiente intolerable para los hongos que causan la caspa. Al principio puede generar un poco de ardor, sin embargo al cabo de un par de semanas, las escamas comenzarán a desaparecer.

El aceite de oliva o el aceite de almendras, mantiene el cabello hidratado y con niveles de grasa que evitan que se escame. Basta con calentarlo un poco y aplicarlo en el cabello dejándolo actuar durante 30 minutos antes de cepillar para remover las escamas; luego debe lavarse normalmente y acondicionar.

El limón y la naranja también funcionan como remedios eficaces puesto que sus ácidos cítricos actúan sobre el cuero cabelludo de manera similar al vinagre. Puede aplicarse directamente sobre el cuero cabelludo o combinándolo con el champú o una cucharadita de aceite de oliva para reforzar sus propiedades. Basta con dejarlo actuar unos 15 minutos antes de removerlo con agua fría; al cabo de unos días la caspa comenzará a reducirse antes de desaparecer por completo.

Otro remedio que posee un alto porcentaje de acción contra la caspa es el bicarbonato de sodio. Se frota directamente en el cabello para dejarlo actuar durante unos quince minutos antes de removerlo por completo con agua fría. La acción limpiadora del bicarbonato controla a los hongos causantes de la caspa y mantiene el cabello limpio y brillante.

Por último está el gel de sábila, cuya acción humectante evita que el cuero cabelludo se sigua resecando reduciendo la presencia de las escamas. Luego de extraer el gel de la hoja de sábila se aplica directamente en el cabello, dejándolo actuar durante unos diez minutos, luego se remueve completamente con un champú suave y se cepilla con cuidado.

Estos remedios caseros han demostrado ser bastante efectivos en la lucha contra la caspa. Atrévete a probarlos y deshazte de ese incómodo problema para siempre.

❂ Alimentos que deberías evitar durante el embarazo

El embarazo es una época delicada en la que debes tener cuidado con lo que comes.

El embarazo es una de las etapas más preciosas y delicadas de la vida de una mujer. Dar vida a otro ser siempre requiere de muchos cuidados especiales y la alimentación es uno de los aspectos más importantes.

Durante este periodo se deben ingerir muchos nutrientes, puesto que el feto también necesita de ellos para crecer sano y fuerte. Además la madre también necesita alimentarse bien, puesto que en su cuerpo están ocurriendo muchos procesos y cambios que pueden debilitarla si no está bien alimentada.

Pero cuando hablamos de que una madre en gestación debe estar bien alimentada, no nos referimos a la cantidad de comidas sino a la calidad de las mismas. No es lo mismo comer por dos que comer doble. Hay ciertos alimentos que le hacen daño a la madre y al bebé y deben ser limitados o evitados durante el embarazo, a fin de preservar los valores de la madre y evitar sustos desagradables.

Puede entenderse como algo obvio, pero las comidas crudas o mal cocidas son algo de lo cual guardar distancia, sobre todo durante el embarazo. El sushi, por ejemplo, contiene muchas variedades de mariscos y pescados crudos que pueden desembocar en intoxicaciones, reacciones alérgicas e incluso infecciones que pueden hacer mucho daño a la madre o al bebé y es mejor evitarlas. También ciertos pescados como la caballa, que son altos en mercurio y pueden dañar al bebé.

Los embutidos como el jamón, el peperoni, las chuletas ahumadas y el salami, son altos en grasas y pueden afectar el sistema cardiovascular del feto, por lo cual es mejor limitarlos un poco. Puedes sustituirlos por pescados altos en Omega3 como atunes o salmón, siempre que estén bien cocidos.

Las cafeínas deben limitarse a solo una taza por día. El consumo en exceso de café o té negro puede afectar al corazón del bebé debido a la alta circulación de sangre y la sobre estimulación. Así mismo los azúcares en exceso, como los postres o helados deben consumirse en porciones pequeñas, sin exagerar.

Las frituras deben evitarse de ser posible. El alto índice de grasa en ellas puede afectar la presión arterial de la madre y reducir la circulación de sangre hacia el feto. También puede causarle mucha acidez a la gestante y malestares estomacales. La sal, por su parte contiene grandes cantidades de sodio que ocasionan retención de líquidos. Esto puede agravar la hinchazón de la madre durante la gestación y afectar los riñones del bebé.      

No está de más decir que el alcohol y el tabaco deben evitarse totalmente. Estas sustancias dañan el cuerpo de la madre y tienen efectos irreversibles en algunos casos en el feto. Muchos estudios han relacionado el consumo de alcohol durante el embarazo a problemas cardiacos, malformaciones digestivas e incluso nerviosas y cerebrales en el bebé al nacer.

Algunos alimentos que puedes consumir con libertad, son frutas como las manzanas, duraznos y peras. También puedes consumir cereales como avena siempre que estén bien cocidos. Las carnes blancas como el pollo y el pescado puedes consumirlas a la plancha y acompañarlas de carbohidratos de bajo índice glucémico como la batata.

Esto no quiere decir que debes decir no a todos tus antojos, simplemente que hay algunos alimentos que debes consumir con mayor moderación para mantenerte en buenas condiciones de salud y así mantener saludable también a tu bebé que está creciendo.

❂ Algunos beneficios de la avena para que la incluyas en tu dieta desde ¡Ya!

La avena ofrece muchmas propiedades para tu cuerpo, conocs e integrala a tu dieta

Con el surgimiento del Fitness y su impacto como estilo de vida, la avena ha recuperado bastante protagonismo en nuestras comidas. Este cereal, no solamente aporta una sensación de llenura que permite mantener a raya la ansiedad durante nuestro régimen alimenticio, sino que también es rica en minerales, vitaminas e incluso proteínas y antioxidantes que la hacen destacar por encima de otros cereales gracias a sus contribuciones a los requerimientos del organismo en forma integral.

Es por ello que en esta ocasión te presentaremos los siete beneficios más relevantes de la avena, no solamente para que la uses como complemento a tu tratamiento para perder peso, sino que también aproveches al máximo todos los nutrientes que aporta a tu organismo.

Al ser alta en fibra, la avena ayuda a regular el funcionamiento gastrointestinal del cuerpo. Si eres de las personas que tienen problemas para ir al baño, la avena es una solución ideal; pues actúa como un diurético natural reduciendo la cantidad de líquido en el cuerpo, lo que reduce la hinchazón del mismo y ayuda a bajar de peso.

Igualmente, la avena aporta minerales y vitaminas que favorecen aún más a la leche materna durante la lactancia, sirviendo también al aumento de la producción de leche y aportando sus propiedades a la misma, lo que reduce los gases y mejora la flora intestinal en los recién nacidos.

También funciona como agente reductor del colesterol, gracias a la gran cantidad de aminoácidos que impiden que éste llegue al intestino al absorberlo. Esto mejora mucho los índices de colesterol presente en pacientes con debilidades cardiacas y lo mantiene a raya en el caso de aquellos que desean aumentar la vida útil de su sistema cardiovascular. Igualmente aporta Omega-6, el cual aporta grandes beneficios al corazón.

Varios estudios han demostrado que la avena contiene lignanos y fitoestrógenos , sustancias que permiten la reducción de la producción de células hormonales asociadas al cáncer de útero, próstata y mama; además de beneficiar el sistema linfático. Sus índices de proteínas favorecen el crecimiento de los índices de masa muscular y la creación de tejido nuevo en el cuerpo.

Para los diabéticos, el consumo regular de avena, favorece el control de azúcar en el organismo, mejora la absorción del almidón y estabiliza los niveles de glicemia. Por lo cual se recomienda altamente su consumo en estos pacientes después de comer.

La cantidad de vitaminas, antioxidantes y nutrientes presentes en la avena, no solo favorecen nuestro organismo por dentro, sino por fuera; retrasando el envejecimiento prematuro y barriendo las toxinas de nuestro organismo, lo que nos mantiene más energéticos, y controlando la ansiedad por comer constantemente. Si es usada como tratamiento facial, ofrece propiedades exfoliantes y suavizantes, removiendo las células muertas del rostro.

Con todos estos beneficios, no cabe la menor duda de que la avena es un alimento saludable que aporta una cantidad importante de nutrientes a nuestro cuerpo; ayudando a limpiar y regular nuestros sistemas y órganos principales. Esperamos que después de esto la incluyas en tu dieta de manera regular, para que así puedas disfrutar de todas sus propiedades; sintiéndote y viéndote mucho mejor.

❂ ¿Verdadero o falso? Estos son los mitos que no te dejan adelgazar

mitos sobre el adelgazamiento

Cuando las personas quieren bajar de peso lo primero que hacen es empezar una dieta baja en calorías y hacer ejercicio. Sin embargo, también hay ciertas creencias que nos hacen pensar que vamos por el camino correcto, pero que no es así. A pesar de hacer todo para adelgazar, existen ciertos mitos que no te dejan hacerlo.

A continuación te mostramos cuáles son algunas de estas falsas creencias que no te dejan adelgazar.

 

1. Quemas más grasa si haces ejercicios en ayunas

De seguro has escuchado unas cuantas veces que es mejor si haces ejercicios en ayunas, sobre todo si es cardio. No es cierto que quemes más grasas de esa forma. Cuando entrenas pierdes energía, por ello no es recomendable hacerlo con el estómago vacío. La comida es el combustible que hace que tu cuerpo se mueva. Si no te alimentas no tendrás la energía suficiente para resistir.

 

2. Quemas las mismas calorías si caminas o corres 1 kilómetro a cierta velocidad

El proceso de quemar grasas tiene que ver con el esfuerzo físico. Mientras más te esfuerces, más calorías podrás quemar. Por ello caminar y correr no es igual, porque en uno te esfuerzas más. Quienes corren un kilómetro pueden llegar a quemar hasta 30% más calorías que quienes solo caminan. Recuerda que la intensidad y la velocidad son factores que inciden en el proceso.

 

3. Si caminas lento durante una hora quemas calorías

Caminar es un buen ejercicio y si lo haces diariamente es mucho mejor. Hacerlo de forma lenta regula nuestros niveles de azúcar en la sangre, reduce el estrés y se mantiene estable la presión sanguínea. Sin embargo, si tu objetivo es bajar de peso no lo lograrás caminando todos los días de la misma forma. Para que esta caminata tenga algún efecto notable en tu peso debes ir aumentando la velocidad poco a poco, solo así podrás ir quemando más calorías

 

4. La grasa se convierte en músculo

Este es uno de los mitos más famosos. La grasa no puede convertirse en músculo porque se trata de dos tejidos diferentes. Esta confusión puede venir del hecho de que a partir de los 30 años las personas comienzan a perder masa muscular y por lo general la grasa aparece en los lugares donde antes había músculo. Para evitar esta pérdida, es esencial realizar ejercicio cardiovascular.

 

No olvides que la clave para adelgazar es llevar una dieta balanceada y hacer ejercicio. No importa si no dispones de mucho tiempo: basta con tener de 30 a 60 minutos por lo menos. Recuerda siempre que lo mejor es buscar ayuda profesional para no dejarte llevar por lo que se dice en la calle. 

❂ ¡Radiante! Cuida tu piel con estos 5 trucos de belleza

Todas queremos estar radiantes, pero para hacerlo no podemos dejar a un lado el cuidado de nuestra piel. No hay manera de verse guapa si abandonamos algo tan importante como la piel. Por ello es importante establecer rutinas de pequeños cuidados diarios que pueden ayudarnos a mejorar su aspecto. 

Si realmente quieres cuidar la salud de tu piel es importante que prestes atención a ciertos aspectos. Debes nutrirla por fuera pero también debes hacerlo por dentro. Así que te mostraremos cinco trucos de belleza que puedes poner en práctica desde hoy mismo para lucir una piel como la de las estrellas de cine.

 

1. Haz tus propias mascarillas faciales

No tienes que gastar un montón de dinero en mascarillas de marca para lucir una piel radiante. Prueba haciendo tus propias mascarillas faciales caseras. La miel es un ingrediente maravilloso para tu piel; úsala en diferentes recetas y notarás sus beneficios. Una de las formas de utilizarla es mezclando dos cucharadas con dos más pero de limón. También puedes hacer otra mezcla con media cucharada de miel, una yema de huevo y una cucharada de harina.

 

2. Establece una rutina

Para hacer mucho más simple el cuidado de tu piel, lo mejor es que establezcas una rutina. Tres veces por semana puedes comenzar el día tomando agua tibia con limón para limpiar tu piel desde adentro. Aplica una mascarilla facial una vez a la semana. Utiliza un exfoliante cada tres días e hidrátala diariamente con alguna crema.

 

3. Crea un menú de bebidas para el día

Ya sabes que para tener una piel bonita debes hidratarla. Sin embargo, debes saber que la hidratación también debe trabajarse desde adentro. Es importante que durante el día consumas 8 vasos de agua. En la mañana puedes tomarte un jugo verde. Por la tarde un té verde es maravilloso. Y para culminar el día puedes tomarte una infusión de pepino.

 

4. Consume vitaminas con algunos alimentos

Los alimentos son los encargados de proporcionarnos los nutrientes y las vitaminas que necesitamos para estar sanos, sin embargo, muchas veces no consumimos los adecuados. En el caso del cuidado de la piel, existen ciertos alimentos específicos que nos pueden ayudar a mantenerla mucho más sana y limpia. Podemos consumir batatas, zanahorias, lechuga y pescado para obtener vitamina A. Piña, kiwi, naranjas y arándanos para consumir vitamina C. Y atún, yemas de huevo, leche de soya y hongos para obtener vitamina D.

 

5. Utiliza el aloe vera de múltiples formas

El aloe vera, ya sea en jugo o en gel, aporta numerosos beneficios para nuestra piel. Puedes usarlo de diferentes maneras para hidratarla: agrégalo al shampoo, úsalo como tónico facial, como gel hidratante en el cuerpo o inclusive puedes consumirlo como un jugo.

 

¿Qué te han parecido estos trucos de belleza? ¿Ya pones en práctica alguno de ellos? No olvides que el cuidado de tu piel no puede ser ocasional. Conviértelo en una rutina y podrás lucir realmente radiante desde la mañana hasta la noche.

View older posts »